jueves, 8 de junio de 2017

{Psicología Infantil} Duelo de una mascota con 3 años.



¡Hola a todos!
Los animales son seres especiales a los que cogemos cariño, verdad? y los tratamos como si fueran de nuestra familia, por eso cuando sufrimos una perdida, se hace duro y es esencial ayudar al niño a pasar por ese periodo de duelo. De esto quiero hablar hoy, sobre mi experiencia acerca de la perdida de una mascota, como afrontarla y como ayudar a nuestros niños.

Los niños desde muy temprano aprenden a querer a los animales y están constantemente pidiendo por un perrito o un gatito, ¿por que? pues porque están desarrollando su afectividad y cuidar de un ser mas pequeño, compartir sus sentimientos, hablar en su propio idioma y compartir con ellos, les ayuda en su desarrollo emocionalmente.
Pero cuando una mascota fallece..
¿Como afrontamos la perdida de una mascota con un niño de 3 años?



Los niños según la edad van a comprender menos o mas esta circunstancia, pero como padres no podemos eludir la realidad, ni transformarla, ya que les haremos más daño, muchos creen que un niño pequeño no se entera de nada, pero no es así, ellos están alertas de todo lo que sucede en casa y sobre todo los cambios los perciben y tienen reacciones emocionales a ellos, por eso hay que darle importancia a como nos comportamos con estas pequeñas personitas.

  • Lo más recomendable es decirle la verdad al niño, un niño de 2 a 5 años, tiene el concepto de muerte como algo lejano, incluso reversible, entienden la palabra, pero no les queda muy claro el significado, hasta que no lo viven y se dan cuenta de la realidad de que esa "mascota" ya no esta.
  • Por eso vamos a decirles con mucho tacto que su mascota ha fallecido y que ya no va a poder jugar con ella.
  • Atenderemos sus preguntas y responderemos con sinceridad y teniendo en cuenta los sentimientos y emociones del niño. Vivenciar el proceso de duelo, que consiste en preguntarse por que y entender que ese ser vivo ya no esta con nosotros.
  • Hablar con el niño y explicarle el ciclo vital, si el animal esta enfermo, explicarle al niño lo que puede pasar.
  • Preparar la despedida y si tienen espacio enterrar a la mascota o hacerle una caja especial con sus juguetes y sus cosas.
  • No sustituir una mascota por otra, esperar a que el niño este preparado.
Mi experiencia

Los animales siempre han formado parte de mi familia, pero nosotros como familia de 4 no tenemos mascota (por ahora jaja) la experiencia de perdida, la vivimos con un perrito de los abuelos, mi hijo siempre que vamos a casa de los abuelos, juega con los perros e interactua, los molesta, les habla, incluso mide sus fuerzas y mas de un coscorrón les ha dado, pero en general, lo que hace es compartir sus juegos con las mascotas. Por eso, cuando falleció Titan (causas naturales ya estaba mayor), sabia que tenia que tomarlo como una oportunidad para que mi niño conociera acerca del ciclo de la vida y pudiera lidiar con las emociones que le suscitara.

Lo que nosotros hicimos:
  • Contarle la verdad
  • Escuchar sus dudas, que eran pocas, porque entendió que el animalito se había ido al "cielo" pero si escuchar sus historias sobre lo que paso con Titan.
  • No ningunear sus sentimientos acerca del hecho, si dice que esta triste, entenderlo y escucharlo.
  • Vimos un capitulo sobre la perdida de una mascota, Juan y Tolola y su ratón Nibbles, a raíz de este capitulo mi niño hizo muchas preguntas y se invento más historias sobre lo que había pasado con Titan. Este ha sido el proceso de duelo, sencillo y sincero, sin más ni menos, ya que aunque no vivía con nosotros, este perrito formo parte de la vida diaria de mi niño, por eso era importante decirle bien adiós.

    Llegada de Lulu
Los niños son tan listos y saben lo que necesitan, él mismo, decidió que quería tener un "perrito" y así llego "Lulu" a su vida y a nuestra casa, en este caso es solo un peluche, pero durante los días que lo ha tenido, me ha dejado alucinada el cuidado y la forma en que trata a su perrito. La mima, le habla, le canta, duerme con ella, la comparte con su hermana y como un buen papá, la lleva consigo a todo lado. Mi niño me dijo que se parecía a Titan en una ocasión, pero no más y puede ser que este en cierta manera viviendo su propia experiencia de duelo y tener un nuevo amigo, demuestra la necesidad de compartir cariño y amor por parte de mi niño. Me derrite verlo cuidar así de su peluche, esto me dice que en un futuro, podrá cuidar bien de su mascota y si el ciclo de la vida se cumple, ya tendrá más herramientas para hacerle frente, ya que eso es lo importante de cada experiencia vivida, que aprendamos y recopilemos herramientas para cuando las necesitemos.

Y  así esta mi niño feliz, con su Lulu y aprendiendo una lección más de la vida, en la que estamos de prestado para disfrutar y ser felices.

Espero que pueda resultar útil nuestra experiencia a alguien, lo mas importante es el amor con el que hacemos las cosas.

Si queréis que trate algún tema en especial sobre psicología infantil, desarrollo infantil, me dejas un comentario o directo por instagram,(@joypq)  así cada semana podemos ir tocando temas que nos interesen.

Un abrazo enorme 
Y sed felices :)